ENFOQUE ESTRUCTURAL




4. Las Redes, un enfoque estructural.

El enfoque de las Redes es estructural. No se entra aquí en la naturaleza de dichas estructuras: latentes o manifiestas; objetivas, autónomas, coercitivas y exógenas a los sujetos sociales o al contrario inherentes a ellos construyéndolas simbólicamente antes o en el momento de la interacción. Tampoco entraremos en la variedad de los estructuralismos como corrientes de pensamiento en sociología. Las Redes Sociales acostumbran a adoptar una perspectiva pragmática y empírica en la consideración y tratamiento del concepto de estructura. A los pensadores de las Redes Sociales les ha interesado menos filosofar y más la realización de análisis metodológicos rigurosos, empíricos o formales de los diversos tipos de redes. De todas formas su punto de vista tiene más que ver con la idea de estructura de la sociología tradicional que con las de Levi-Strauss.

El enfoque de Redes concibe la estructura social como pautas, modelos de relaciones específicas que conjugan, juntan, ligan unidades sociales- incluyendo actores individuales y colectivos. Más allá del uso del concepto de Red Social como simple metáfora y como un puro instrumento de investigación esta aproximación trata de interpretar el comportamiento de los actores a la luz de sus posiciones variables dentro de la estructura social. Se ponen de manifiesto las constricciones de la estructura social sobre la acción individual y también las oportunidades diferenciales- conocidas como recursos sociales, como capital social o como soporte social- a las que tienen acceso los actores.

Wellman, ver Wellman Barry, Berkowitz S.D., 1991, señala diversos tipos de errores o malentendidos en el tratamiento de las Redes sociales: considerarlas p.e.como puro método de análisis vacío de cualquier punto de vista sustantivo. Las Redes sociales requieren nuevos hábitos intelectuales aunque se ha de pensar que la manera estructuralista de contemplar e interpretar los fenómenos también se adecúa a nuestra experiencia ordinaria: siempre nos situamos y situamos a los otros en conjuntos de similitudes y diferencias a partir de y para intepretar las relaciones que mantienen; incluso llegamos a explorar relaciones particulares: quién es amigo de quién, etc. Los analistas estructurales hacen lo mismo pero más abstractamente y a más larga escala. Pensar estructuralmente requiere que pongamos atención sobre las pautas de relaciones que se dan en conjuntos humanos, instituciones u organizaciones.

Para Wellman el análisis estructural, análisis de Redes, se alimenta en una serie de consideraciones básicas, que llama paradigmas, que proporcionan la unidad intelectual a su análisis: 1) la idea de que el comportamiento ha de ser interpretado más bien en términos de constricciones estructurales sobre la actividad que en términos de fuerzas internas que se den dentro de las unidades por socialización de normas; 2) que los análisis no se han de hacer tanto a través de la clasificación de unidades por sus atributos sino más bien a partir de las relaciones que mantienen; 3) que son precisamente las relaciones pautadas las que afectan a los comportamientos de los miembros de las Redes traduciéndose en que las poblaciones y las muestras se han de definir relacionalmente; 4) que los métodos categoriales de descripción y análisis atributivos han de ser reemplazados por métodos relacionales; 5) que la estructura puede también ser considerada como una Red de Redes pudiendo a su vez ser, o no, particionadas más discretamente sin que se asuma la impenatrabilidad de los grupos; 6) que los métodos analíticos usan directamente la naturaleza relacional y las relaciones pautadas de las estructuras sociales como unidades de análisis lo que quiere decir que las estadística individualista se ha usar menos y más matemáticas que permitan estudiar la estructura social más directamente.

Para Wellman el estructuralismo propio a las Redes sociales es una extensión de la familia de los estructuralismos y no exensiónde algún estructuralismo. Es decir, que se trata de un estructuralismo específico y por ello es diferenciable de otros ya que está focalizado sobre relaciones sociales concretas entre específicos actores sociales y porque enfatiza el intercambio que lo aproxima más de los input-output económicos y de la física cuántica que del estructuralismo de Levi-Strauss.

Wellman establece cinco principios generales que guían el trabajo analítico estructural en una gran variedad de áreas sustantivas.
  1. Las relaciones sociales estructuradas son una fuente más poderosa de explicación sociológica que los atributos personales de los miembros de un sistema. Wellman hace un desarrollo exhaustivo sobre las diferencias entre el análisis atributivo y el relacional que ya se ha comentado.
  2. Las normas emergen de la localización de las relaciones sociales en los sistemas estructurados
  3. Las estructuras sociales determinan la operación de las relaciones diádicas.
  4. El mundo está compuesto de Redes no de grupos.
  5. Los métodos estructurales suplementan y suplen los métodos individualistas.

El desarrollo que Burt, Burt R.S., 1982, hace de las Redes como aproximación estructural difiere evidentemente de una visión normativa y atomista. Parte de la existencia de un conjunto estatus/roles de los actores generados por la división de trabajo. Un actor evalúa la utilidad de las acciones alternativas en parte en función de las condiciones personales y en parte en función de las condiciones de los otros: extensión de la concepción atomista y restricción de la normativa. Así los actores son intencionales bajo las constricciones de la estructura social,Burt R.S., 1982:8,9.

El esquema de Burt es el siguiente,
Intereses del

┌──────────────>actor ──────────┐
│ │
│ │/

Estructura social
como contexto de ─────────────────> Acción
la acción. │
/│ │
│ │
│ │
└────────────────────────────────┴

La Teoría de Redes incorpora dos supuesto básicos y significativos. El primero es que todo actor social participa en un sistema social que implica otros actores que son puntos de referencia significante en las decisiones mutuas. Las relaciones que un actor mantiene con otros pueden afectar a las acciones, percepciones y comportamientos del actor focal. La distribución desigual condiciona tanto la cooperación, lo que implica colaboración entre individuos, como la competencia, lo que implica conflicto. Esto da una naturaleza dinámica a la teoría de redes ya que la estructura del sistema se modifica conforme a las pautas cambiantes de la coalición y el conflicto. El segundo es que no se puede detener el análisis en el comportamiento social de los individuos. Se ha de llegar a diversos niveles de la estructura del sistema social. La estructura son regularidades de relación entre entidades concretas, Knoke David,Kuklinski James H.,1982.

El tratamiento o perspectiva de las Redes añade, en la búsqueda de la estructura relacional, valores a la investigación como eficacia, claridad y validez. La eficacia proviene sobre todo de su capacidad para iluminar estructuras sociales completas y para comprender los elementos particulares de las mismas. Además en la Teoría de Redes la fuerza "causal" se origina en la estructura relacional que define una situación. La claridad proviene de tener que explicitar qué tipo de relación se combina para generar la fuerza causal. No es suficiente con decir que determinada gente socialmente similar influye sobre otros sino que es necesario definir cómo las relaciones llevan a la gente a que se junte para que tal influencia interpersonal ocurra. La validez del efecto directo a partir de las relaciones y la superación de todo posible efecto espúreo de las variables atributivas proviene de tener que explicitar qué relaciones se agregan para crear la fuerza causal ya que precisamente se han rechazado los atributos como variables causales, Ver STRUCTURE Versión 4.2. 1991.